Pasapues > Buffon > Los tres Reinos de la Naturaleza > Tomo

Mamiferos. Carniceros. Tercer Suborden: Carnívoros. Familia Focaceos. Tribu Focas. 352


externo se diferencia por su forma de los que le siguen; su porción anterior es levemente convexa, y tiene por encima una pequeña prolongación que forma eminencia sobre la abertura auricular exterior, y muy comparable al trago de algunos animales terrestres. No tan solamente recibe este conducto algunas fibras del músculo cutáneo, sino también algunos músculos propios que nacen de la aponevrosis del cotráfites, y se dirigen á la parte posterior del tubo cartilaginoso, tirando de él hacia atrás cuando se contraen; un hacecillo muscular mas grueso parte de la base de la apófisis cigomática en la cavidad glenoidea, sube al cartílago anular externo, y se adhiere a la parte anterior; su acción tiende á cerrar este conducto tirando de él hacia adelante, haciéndole formar un ángulo. En fin, algunas fibras musculares dispuestas en forma de hacecillos débiles, avanzan aun hasta el tercer anillo, partiendo del primero, y tirándole hacia arriba, consiguen por este medio cerrarle completamente. El conducto auditivo huesoso tiene seis líneas de largo y en su mayor diámetro hasta tres: su abertura es elíptica, y la membrana del tímpano es grande, redonda con desigualdad, con un diámetro de seis líneas sobre una anchura de tres octavos de pulgada; su posición es oblicua: la cavidad del tímpano está muy desarrollada y presenta la forma de una pirámide cuya punta se dirige hacia arriba y hacia atrás; el lado externo de esta pirámide sostiene la membrana del tímpano: el interior está apoyado en lá base del cráneo, y el posterior corresponde al laberinto. Los huesos pequeños del oido nada tienen de notable, á no ser su posición, que es un poco mas oblicua que en los demás Mamíferos; tampoco tiene nada de particular el oido interno; el vestíbulo es muy ancho, y tiene más de tres líneas en su mayor diámetro; una lámina agujereada sirve para que pase el nervio acústico, que es muy grueso.

Como las Focas habitan naturalmente en los mares, en ninguna parte abundan mas, y en ninguna se ven reunidas en tan gran número como en las orillas de las tierras inhabitadas y cubiertas por las nieves del Polo. Allí efectivamente es donde aquellas tribus indómitas se recrean con preferencia hace siglos, y donde cada dia las limita mas el genio destructor del Hombre que aun allí las molesta y persigue. Todos los mares del océano Atlántico, lo mismo que el Mediterráneo y el Caspio, que el Indico y el Rojo, el mar ecuatorial que los océanos Ártico y Antartico, abundan en focáceos, pero sin embargo, se puede sin vacilar, sentar como principio que las Focas que viven debajo del ecuador y entre ambos trópicos nunca son mas que especies aisladas ó solitarias, reunidas rara vez en corto número; mientras que las que habitan al rededor del polo boreal ó en los límites del polo austral, se reúnen por el contrario y forman innumerables legiones. Algunos viajeros han afirmado también que se encontraban Focas en las aguas dulces del lago Baikal. Bien se puede calcular que semejante aserción merece un detenido examen antes de que se la admita como incontestable. Algunos apreciables naturalistas, y Perón entre ellos, han escrito que se podia muy bien haber tomado las Nutrias por Focas; y en efecto, no es inverosímil esta suposición. Por largo tiempo se ha creído, y este error ha sido mas grave por cuanto ha contribuido á embrollar la sinonimia, que ciertas especies de Focas vivían indiferentemente en uno ú otro hemisferio; y partiendo de esta idea se ha tratado de ajustar las descripciones de Steller y de Fabricais con las de Forster, de Pagés, de Dampier y otros. Perón fue él primero que se declaró abiertamente contra esta opinión, que en manera alguna es aceptable. Efectivamente, los grandes animales tienen límites de que jamás salen, las Focas particularmente se hallan en este caso. Jamás se ha encontrado en el hemisferio Norte al Elefante marino, por ejemplo, así como tampoco se ha visto en el Sur una sola Foca del Norte.

Cuando la navegación estaba en la infancia, los grandes cetáceos debían pulular en las zonas frías donde viven á gusto. Lo mismo sucedía con las Focas. Las tierras estériles, peladas, desiertas, sembradas en los mares antárticos, ó que forman una muralla á los hielos del polo boreal, estaban cubiertas de ellas; pero el Hombre se penetró muy pronto de su valor mercantil, y el número de aquellos animales se disminuyó rápidamente, á medida que se aumentaban los armamentos. Dos naciones están en posesión casi esclusiva del comercio de las Focas, y las ganancias que sacan de este género de cacerías son enormes. Los ingleses y los americanos de la Unión mantienen anualmente mas de setenta buques de doscientas cincuenta á trescientas toneladas por lo menos, que llevan de diez á quince hombres de tripulación. Fácil es persuadirse que unos medios tan activos de destrucción han disminuido singularmente en algunos años el número de aquellos Anfibios, siendo esta la causa en cierto modo que los obliga á refugiarse en los islotes desiertos del Sur. También cuando se llegan á descubrir algunas de aquellas tierras avanzadas en las altas latitudes, se encuentran cubiertas sus playas de toda clase de Focas. Aun se dice sobre este punto que las islas Shetland eran conocidas por algunos pescadores americanos que hicieron allí cacerías sumamente lucrativas, mucho artes de que se hubiese publicado su descubrimiento por un capitán inglés. Estas espediciones se encargan por lo regular á marinos distinguidos, y Santiago Weddell, por ejemplo, al mismo tiempo que cazaba Focas en las islas de Shetland, hizo importantes descubrimientos en aquel archipiélago. Se buscan las Focas por su grasa aceitosa, que se usa en las artes; pero ciertas especies lo son principalmente por sus pieles suaves y sedosas. En cuanto á las demás utilidades que el Hombre puede sacar de ellas se limitan á ciertas localidades.

La caza de las Focas para los europeos exige medidas y gastos dignos de ser conocidos, cuyos pormenores tomaremos de Mr. Dubaut, citado en la zoología de los señores Quoy y Gaimard. Los buques destinados á este armamento son de doscientas á trescientas toneladas de porte y de sólida construcción. Todo está arreglado en ellos con la mayor economía. Por esta razón los fondos del buque están forrados de madera. El armamento se compone, además de aparejos sencillos y muy sólidos, de barricas para meter el aceite, de seis lanchones armados como para la pesca de la Ballena, y de un buque pequeño de cuarenta toneladas, labradas y numeradas sus piezas para armarlo en las islas que han de servir de, teatro de la cacería en llegando. La tripulación de un buque es de unos veinte y cuatro hombres, y se calcula en 25000 duros el desembolso de una espedicion ordinaria. Los marinos dedicados á estas cacerías tienen generalmente la costumbre de esplotar sucesivamente varios parajes ó fijarse en un punto de alguna tierra, y hacer numerosas batidas en las inmediaciones. Por lo tanto es muy común esté anclado en una ensenada segura de una isla, que sus aparejos estén en tierra y reservados, y que los hornos destinados á derretir la grasa estén colocados en los arenales. Mientras el buque está así desaparejado, el buque, menor, muy fino y ligero está armado con la mitad de la tripulación, hace sus incursiones á las tierra inmediatas, enviando sus embarcaciones cuando descubren las Focas en las playas, ó dejando hombres apostados que las acechan cuando salen del mar. El total cargamento del buque auxiliar se, compone de unas doscientas Focas divididas en pe

Página siguiente

 

Índice de páginas de Mamiferos.

 

Marzo varía siete veces en el día.
Tiempo presente, al mentarlo ya es ausente.
No fuera malo dar un beso, si quedara en eso.
La ley no es otra cosa que la conveniencia del mas fuerte. platón.

 

Felix Azara | Francisco Loscos | Ignacio Jordan de Asso | Odón de Buen

Copyright 1996-2017 © All Rights Reserved Javier Mendívil Navarro, Aragón (España)

Si crees que falta algo, o está confundido cuentanoslo

Aviso Legal. Esta actividad de la Asociación Cultural Aragón Interactivo y Multimedia

Esta web no usa directamente cookis para seguimiento de usuarios, pero productos de terceros como publicidad, mapas o blog si pueden hacerlo.
Si continuas aceptas el uso de cookis en esta web.