Pasapues > Buffon > Los tres Reinos de la Naturaleza > Tomo

Mamiferos. Carniceros. Tercer Suborden: Carnívoros. Familia Focaceos. Tribu Focas. 349


la constitución anatómica de los Anfibios confirma esta idea. La voz anfibio no debe sin embargo hacernos creer que el animal debe vivir igualmente en el agua que en la superficie de la tierra; sino solamente que habita uno ú otro de ambos medios, y que solo respira aire atmosférico, por lo cual se ve obligado á permanecer en la superficie de las aguas, ó salir pronto á ella cuando se ha sumergido. Esta familia comprende dos tribus: las Focas y las Morsas.

TRIBU DE FOCAS

LINNEO, Erxleben, Illiger. Cuvier, Geoffroy, Blainville y los mas de los autores que los han seguido, comprenden bajo este nombre una gran familia natural de Mamíferos Carnívoros y Anfibios, cuyos pies están envueltos en la piel y dispuestos en forma de aletas. Esta organización dificulta su marcha en tierra, donde no hacen mas que arrastrarse por las orillas, pero nadan fácilmente en el agua.

Las Focas han sido en estos últimos tiempos objeto de trabajos muy interesantes; pero debemos, sin embargo, confesar que no hay seres cuya historia esté mas incompleta, ni mas plagada de errores: su estudio por lo tanto está en la infancia. En efecto, ¿cómo se pueden agrupar los datos esparcidos á menudo incoherentes, de los viajeros, que son los únicos que nos han suministrado copia de ellos, y que son en extremo embarazosos para coordinar y consultar con frutos. Por otra parte, estos animales varían según las edades, los sexos, estaciones y climas. La mayor parte de ellos no existen en nuestros museos, y no se han establecido sino por descripciones incompletas por lo común, ó por dibujos ejecutados con mas ó menos exactitud. Faltan, pues, los medios de comparación para fijar sus caracteres, y por consiguiente la mayor parte de las especies se apoya en seres equívocos. No sucede así con las que han estudiado los naturalistas modernos, cuyas descripciones las aislan completamente de las demás. Por otra parte, el interés que presenta la historia de las Focas bajo el concepto de la organización, de las costumbres, de la habitación, los recursos que proporcionan á. la economía política, los armamentos que exige su caza, los puntos de contacto que se refieren a cada uno de ellos, nos obligarán á estendernos un poco sobre cada uno de estos particulares, y á traspasar los acostumbrados límites de una descripción.

Las Focas fueron conocidas por los antiguos con el nombre adoptado hoy por los modernos; los poetas las llamaban las manadas del viejo Proteo. Todos los autores de la época de la regeneración de las letras las describen igualmente bajo una multitud de nombres que sería inútil reproducir: algunos, como Celso, Olao, Wormy Aldrovando, dieron algunos dibujos de ellas mas ó menos groseros.

Linneo caracterizó las Focas del modo siguiente: incisivos superiores agudos, paralelos, y en número de seis: los exteriores mas grandes que los interiores; los inferiores en número de cuatro, iguales, regulares y obtusos: caninos doblemente más largos que los incisivos, agudos y fuertes; molares, cinco ó seis á cada lado, tricúspides; ningunas aurículas y pies posteriores unidos. Erxleben adoptó la esposicion de los caracteres que dio Linneo, y solamente modificó algunos puntos. Así es que después de la frase errónea de ningunas aurículas, agregó en la mayor parte, y después de la de pies posteriores unidos, puso la palabra pentadáctylos. Mr. Cuvier, cuyo nombre es de tanta autoridad en zoología, definió las Focas del modo siguiente : «Son unos animales que tienen cuatro ó seis incisivos superiores y cuatro inferiores, caninos puntiagudos y molares en número de veinte, veinte y dos ó veinte y cuatro, todos cortantes ó cónicos, sin parte alguna tuberculosa; en los cuatro pies cinco dedos, y en los anteriores van en diminución desde el pulgar al pequeño; pero en los posteriores el pulgar y el pequeño son mas largos, y los intermedianos mas cortos; los primeros están envueltos en la piel del cuerpo hasta el puño: los segundos lo están casi hasta el talón, y entre ambos aparece una colilla muy corta.»

Fed. Cuvier al emprender un trabajo muy importante apoyado en un conocimiento riguroso de las especies, dividió las Focas que existían en las colecciones en siete géneros que llamó: calocéphalo, estenorhynco, pelago , stemmatopo, macrorhino, arclocéphalo y píatyrhinco. En estos siete géneros no describió Mr. Cuvier mas que un corto número de especies; y se vio obligado á abandonar á los antiguos nombres de Focas y Otario, el mayor número de individuos vagamente conocidos.

Destinadas á vivir en un líquido denso como el agua, susceptibles de permanecer mucho tiempo en la tierra, aunque no es en ella donde hallan su alimento, deben gozar las Focas de una organización que esté en armonía con estos dos géneros de vida. Por las formas exteriores de su envoltura corporal, no se diferencian de los Cuadrúpedos Carniceros terrestres, al paso que por sus miembros organizados para la natación se apartan mucho de aquellos. Las Focas y las Nutrias tienen también mas de un punto de analogía. Debemos á Daubenton los primeros detalles positivos sobre la anatomía de este género. Según él son mas particularmente notables las Focas por las circunstancias siguientes: el brazo y antebrazo son cortos, y escondidos debajo de la piel del pecho; los dedos están envueltos en una membrana que sirve de aleta, y son en número de cinco; el pelo es generalmente duro, seco y saltadizo: algunas especies lo tienen de dos clases: las cerdas de los bigotes son generalmente aplastadas y aun nudosas como las antenas de ciertos insectos coleópteros. Las vísceras ofrecen entre otras particularidades un epiploon corto y muy delgado, el hígado mas extendido á la derecha que a la izquierda, ocupando el medio dé la región epigástrica, encorvado en forma de arco, cuya convexidad se halla hacia atrás, y las dos extremidades adelante y sin grande apéndice; el conducto intestinal con numerosas circunvoluciones ; el ciego es muy corto y redondo por el extremo; el hígado muy grande, pero es menos grueso que largo y ancho ; sus cuatro lóbulos son muy largos y puntiagudos. Perrault dice que son seis, pero no tiene razón, porque sin duda habia tomado por lóbulos distingos las tres porciones del lóbulo medio; el bazo está colocado trasversalmente de derecha á izquierda sobre el estómago; el páncreas es bastante grande, muy grueso y compacto, de forma oblonga irregular,

Página siguiente

 

Índice de páginas de Mamiferos.

 

Agua no enferma, ni embeoda ni adeuda.
Si quieres hacer buen testamento, hazlo con tiempo.
En agosto llueve miel y mosto.
Estando entre lobos tienes que aullar como ellos. Gurdjieff

 

Felix Azara | Francisco Loscos | Ignacio Jordan de Asso | Odón de Buen

Copyright 1996-2017 © All Rights Reserved Javier Mendívil Navarro, Aragón (España)

Si quieres modificar datos o ampliar la información suministrada informanos

Aviso Legal. Esta actividad de la Asociación Cultural Aragón Interactivo y Multimedia

Esta web no usa directamente cookis para seguimiento de usuarios, pero productos de terceros como publicidad, mapas o blog si pueden hacerlo.
Si continuas aceptas el uso de cookis en esta web.