Pasapues > Buffon > Los tres Reinos de la Naturaleza > Tomo

Mamiferos. Carniceros. Tercer Suborden: Carnívoros. Familia Digitígrados. Tribu Gatos. Género León. 334


trópicos, y al cual parece que la naturaleza ha cerrado todos los caminos del Norte, haya pasado de las partes meridionales de Asia ó de África á América, puesto que estos continentes están separados hacia el Mediodía por mares inmensos. Esto es lo que nos inclina á creer que el puma no es León que traiga su origen de los Leones del antiguo continente, y haya, degenerado después en el clima del Nuevo Mundo, sino que es animal peculiar de América, como lo son también la mayor parte de los animales de aquel nuevo continente. Cuando los europeos le descubrieron, hallaron en efecto que todo era allí nuevo: los animales cuadrúpedos, las aves, los peces, los insectos, las plantas, todo les era desconocido, y todo diverso de lo que habian visto hasta entonces; y siendo preciso denominar los principales objetos de aquella nueva naturaleza, pues los nombres americanos eran por la mayor parte bárbaros, difíciles de pronunciar y aun mas de retener en la memoria, adoptaron los nombres de los idiomas de Europa, principalmente del español y portugués. En tan grande escasez de denominaciones, una pequeña conformidad en la forma exterior, una ligera semejanza en el tamaño ó en la figura, bastaron para dar á aquellos objetos desconocidos los nombres de las cosas conocidas. De esto han procedido las incertidumbres, las equivocaciones y la confusión que se han ido aumentado siempre, porque al mismo tiempo que se daban á las producciones del Nuevo Mundo las denominaciones de las del antiguo continente, se fueron trasportando á aquel las especies de animales y de plantas, que en él no se habian encontrado. Para evitar, pues, esta oscuridad, y no incurrir á cada instante en error, es necesario distinguir con gran diligencia lo que propiamente pertenece á cada uno de los dos continentes, y procurar no dejarse engañar de las denominaciones actuales, las cuales, casi todas han sido mal aplicadas. Mr. de la Condamine, cuyo testimonio es digno del mayor crédito, dice espresamente que no sabe si el animal que los españoles de América llaman León, y los naturales del país de Quito Puma, merece el nombre de León; y añade que es mucho mas pequeño que el León de África, y que el macho no tiene melena. Fresier dice también que los animales que en el Perú llaman Leones son muy diferentes de los Leones de África: que huyen de los Hombres, que no son temibles, sino respecto á los ganados; y añade una cosa muy notable, y es que su cabeza participa algo de la del Lobo y el Tigre, y que su cola es mas corta que la de uno y otro. En relaciones mas antiguas se halla que estos Leones de América no se parecen á los de África: que no tienen su corpulencia, su fuerza, ni su color; que no son rojos, ni pajizos, ni pardos: que carecen de melena, y que acostumbran subir á los árboles, de suerte que estos animales se distinguen del León en el tamaño, en el color, en la forma dé la cabeza, en la longitud de la cola, en la falta de la melena y en fin, en los hábitos naturales: caracteres bastante numerosos y esenciales para destruir la equivocación del nombre, y hacer que en adelante no se confunda el Puma de América con el verdadero León de África ó de Asia.

Aunque este generoso animal no se halla sino en los mas ardientes climas, puede sin embargo subsistir y vivir bastante tiempo en los paises mas templados, y tal vez cuidándole mucho, pudiera multiplicar en ellos. Gesnero refiere que nacieron Leones en la casa de fieras de Florencia: Willugby dice que en Nápoles una Leona, encerrada con un León en una misma jaula, habia dado á luz de un parto cinco leoncillos; ejemplos á la verdad raros, pero que si son ciertos, bastan para probar que los Leones no son absolutamente extraños á los climas templados. Sin embargo, actualmente no se crian Leones en ninguna de las partes meridionales de Europa, y desde el tiempo de Homero no los habia en el Peloponeso, aunque existían entonces, y aun en tiempo de Aristóteles en Tracia, en Macedonia y en Tesalia: de lo que se infiere que en todos tiempos los Leones han preferido constantemente los climas mas ardientes: que rara vez se han habituado á los paises templados; y que nunca han habitado en las regiones del Norte. Los naturalistas que acabamos de citar, y que han hablado de estos Leones nacidos en Florencia y en Nápoles, nada nos dicen con respecto al tiempo del preñado de la Leona, al tamaño de los leoncillos recien nacidos, ni á los grados de su incremento. Eliano afirma que la Leona está preñada dos meses; y Filostrato y Eduardo Wuot dicen, por el contrario, que seis. Si se hubiese de escoger entre estas dos opiniones, yo seria de la última; porque el León es animal de mucha corpulencia, y sabemos que generalmente en los animales mas corpulentos, la duración del preñado es mas larga que en los pequeños. Lo mismo sucede en el incremento del cuerpo: los antiguos y los modernos concuerdan en que los Leones recién nacidos son muy pequeños, casi del tamaño de una Comadreja, esto es, de siete á ocho pulgadas de longitud: dicen también que los leoncillos no se hallan en estado de caminar hasta dos meses después de nacidos; y sin dar entero crédito á la relación de estos hechos, se puede presumir con bastante verosimilitud que el León, atendida su corpulencia, tarda á lo menos tres ó cuatro años en crecer, v debe vivir siete veces tres ó cuatro años, esto es, cosa de 25 años. Mr. de San Martin, director de las fiestas de toros en Paris, asegura haber conservado algunos por espacio de 16 ó 17 años, y cree que no viven mas que 20 ó 22. El mismo sugetó ha conservado otros Leones 12 ó 15 años; y bien se deja conocer que á estos Leones cautivos, la falta de ejercicio, la opresión y la tristeza deben debilitarles la salud y acortarles la vida.

Aristóteles asegura en dos pasajes diferentes de su obra sobre la generación, que la Leona produce cinco ó seis cachorros en el primer parto, cuatro ó cinco en el segundo, tres ó cuatro en el tercero, dos ó tres en el cuarto, y uno ó dos en el quinto; y que después de este último, que siempre es el menos numeroso de todos, queda estéril. Yo no creo que tenga fundamento esta aserción, porque en todos los animales los primeros y los últimos partos son menos numerosos que los intermedios. Este filósofo se engañó también , y siguiéndole se han engañado todos los naturalistas, así antiguos como modernos, cuando dicen que la Leona no tiene mas que dos tetas, siendo cosa muy cierta que tiene cuatro, y muy fácil asegurarse de ello por la sola inspección: dice también que los Leones, los Osos y las Zorras nacen informes ó casi inarticulados; y se sabe con entera certeza que todos estos animales al nacer tienen la misma figura que los demás de sus especies, y sus miembros tan distintos como ellos. En fin, asegura que la cópula de los Leones es al contrario que en los demás cuadrúpedos, estando demostrado por la simple inspección de las partes del macho y de su dirección, cuando estas se hallan en el estado propio para ella, que se verifica del modo ordinario en los espresados animales. He creído deber hacer mención individual de estos pequeños errores de Aristóteles, porque la autoridad de este grande hombre ha arrastrado á casi todos los que después de él han escrito la. Historia natural de los animales. Lo que el mismo filósofo dice también acerca del cuello del León, asegurando que no tiene mas que un solo hueso, rígido, inflexible, y sin división de vértebras, ha sido desmentido por la experiencia, la cual nos ha manifestado un hecho generalísimo, y es que en todos los cuadrúpedos, sin ninguna escepcion, y aún en el

Página siguiente

 

Índice de páginas de Mamiferos.

 

Abril que truena, anuncia cosecha buena.
Ni te fíes de hombre chico, ni te subas en borrico.
En abril, aguas mil.
El Gran Arquitecto del Universo hizo al hombre con dos orejas y una boca; para que escuche el doble de lo que habla.

 

Felix Azara | Francisco Loscos | Ignacio Jordan de Asso | Odón de Buen

Copyright 1996-2017 © All Rights Reserved Javier Mendívil Navarro, Aragón (España)

Actualiza la información que consideres obsoleta comunicasnoslo

Aviso Legal. Esta actividad de la Asociación Cultural Aragón Interactivo y Multimedia

Esta web no usa directamente cookis para seguimiento de usuarios, pero productos de terceros como publicidad, mapas o blog si pueden hacerlo.
Si continuas aceptas el uso de cookis en esta web.