Pasapues > Buffon > Los tres Reinos de la Naturaleza > Tomo

Mamiferos. Carniceros. Tercer Suborden: Carnívoros. Familia Digitígrados. Tribu de Perros. Género Perro. 301


tiene la cola tan corta como el padre, y será muy negro. También parece mas dócil y familiar que los otros; pero con todo conserva aun el olor de Lobo, pues no hay Perro alguno que no huya al punto que le huele; lo cual podrá V. observar si sucede también con los que le envío. El padre y la madre nunca han mordido á nadie, y además son muy cariñosos, y puede Y sin ningún recelo hacerlos llevará su cuarto, como yo hacia traer la Loba al mió. El viaje podrá familiarizarlos mas. He preferido remitirlos atados, en la persuasión de que no podrían habituarse á ir encerrados en jaulas, no habiéndolo estado nunca , etc.» «Estos cuatro animales llegaron á mi poder á principios de junio de 1770, me vi precisado durante seis semanas a tenerlos encerrados, pero observando que se hacían mas feroces les di libertad á fines de julio, haciendo que los tuviesen de día en mis jardines, y de noche en una caballeriza. Mediante esta libertad de que gozaban por el día, se han mantenido buenos; y habiendo observado durante este tiempo sus hábitos naturales, di á la casa de fieras del rey los dos viejos, esto es, el macho y la hembra que provenían inmediatamente del Perro y de la Loba, y he guardado los dos hijos macho y hembra, procedentes de los que envió á la casa de las fieras.

«He aquí la historia y descripción de cada uno de estos cuatro animales.

DEL MACHO.—Primera generación.

«Tenia este mas analogía con el Lobo que con el Perro en cuanto á la índole, pues conservaba un poco de ferocidad: sus ojos eran brillantes, su mirada feroz y el carácter montaraz: luego que le miraban y se llegaban á él ladraba; pero el ladrido no era claro y distinto, sino mas bien un ahullido que frecuentemente daba cuando tenia hambre ó disgusto: tampoco era dócil ni afable con las personas que le eran mas conocidas; y sus hábitos eran tales, que probablemente si hubiese vivido en libertad hubiera llegado á ser un verdadero Lobo. No se familiarizaba sino con los que le daban de comer. Cuando el hambre le instaba y el hombre que cuidaba de él le daba con que satisfacerla, se levantaba sóbre los pies posteriores y le lamía las manos y el rostro; pero se echaba de ver que era la necesidad la que le hacia ser dócil y cariñoso, pues en otras ocasiones procuraba morder la misma mano que le acariciaba; y por consiguiente sus caricias eran mero efecto de un interés grosero, teniendo mucha envidia de las que se hacian á su hembra y á sus hijuelos, á los cuales no manifestaba ningún amor; antes bien los trataba frecuentemente como enemigos, y como si fuesen animales estraños, sobre todo cuando se trataba de repartir la comida; de suerte que fue preciso dársela á él separadamente, y tenerle atado mientras los otros comian, pues era tan voraz que no contentándose con su porción se avalanzaba á sus hijos y hembra para quitarles las suyas. Cuando se le acercaba alguna persona desconocida se irritaba y se ponía furioso, sobre todo si la persona estaba mal vestida: ladraba, ahullaba, arañaba la tierra, y al fin embestía sin poder apaciguarle, durando su cólera hasta que desaparecía el objeto que la escitaba.

«Tal era su índole en las seis primeras semanas que estuvo, por decirlo así, preso; pero después que se le puso en libertad pareció menos feroz y maligno. Jugaba con su hembra, y el primer dia daba indicios de temer que no podía aprovecharse bastante de su libertad, pues no cesaba de correr y saltar, y de escitar á su familia á hacer lo mismo. También se hizo mas tratable para con los estraños, no avalanzándose á ellos con tanto furor, y contentándose con ladrar: su pelo cuando los veía se erizaba, como sucede á casi todos los Perros domésticos, cuando ven gentes que no conocen acercarse á su amo, ó aun á su casa, y gustaba tanto de verse libre, que costaba trabajo llevarle á su encierro. Cuando veía llegar con la cadena al que le cuidaba, se recelaba, huía y no se le podía coger sino engañándole con alguna estratagema; y al punto que entraba en la caballeriza daba, á conocer su enfado con un ahullido casi continuo, que duraba algunas horas.

«Este macho y su hembra tenían tres años y dos meses en agosto de 1776, que fue cuando hice sus descripciones; y por consiguiente eran entonces perfectamente adultos. El macho tenia casi el tamaño de un Mastin grande, con la diferencia de ser su cuerpo y miembros mas gruesos, pero le faltaba mucho para llegar al tamaño de un Lobo viejo: no tenia de largo mas de tres pies y medio desde la extremidad del hocico hasta el origen de la cola, y de alto solas veinte y cinco pulgadas y ocho líneas desde la espaldilla basta la planta del pié, siendo así que el Lobo tiene cuatro pies y dos pulgadas de largo, y cerca de dos pies y diez pulgadas dé alto. En la forma de la cabeza, que era mas bien redonda que prolongada, se parecía mas bien al Perro que al Lobo. Tenía, como el Mastin la frente elevada, el hocico bastante abultado, y la extremidad de la nariz poco levantada, de suerte que se puede decir que tenia exactamente la cabeza del Perro su padre y la cola de su madre la Loba, pues no era encorvada como la de su padre, sino casi tan larga como la del Lobo: sus orejas, anchas en la base y terminadas en punta, estaban dobladas hacia la extremidad, y algo parecidas á las del Lobo, estando siempre derechas, á escepcion de la punta, que caía siempre sobre la misma oreja, hasta, en los instantes en que miraba los objetos que le disgustaban: siendo lo mas singular el que las orejas, en vez de encorvarse constantemente hacia los lados de la cabeza se encorvaban muchas veces hacia los ojos, pareciendo que esta diferencia de movimientos dependia de la voluntad del animal.

«Los párpados estaban abiertos casi horizontalmente, y los ángulos internos de los ojos bastante cercanos uno á otro á proporción de lo ancho de la cabeza: el borde de los párpados era negro, como también el bigote, la extremidad de la nariz y el borde de los labios: tenia los ojos colocados como los del Perro, y sus órbitas no eran inclinadas como las del Lobo: el iris era amarillo leonado tirando á gris: mas arriba de los ángulos internos, de los ojos tenia dos manchas blanquecinas, colocadas una en frente de otra, lo cual parecía aumentar el aire feroz de este animal: sus piernas no eran tan altas como las del Perro su padre; y parece que participaba mucho del Lobo en las proporciones del cuerpo y los colores de la piel, sin embargo, el cuarto trasero era algo mas elevado que en el Lobo, no obstante ser mas bajo que en el Perro, lo cual provenia de que las piernas traseras en el Lobo son mucho mas proporcionadas que en el Perro. El vientre de este animal era mas abultado que en los Perros ordinarios, cuyo carácter provenia de su madre la Loba; Finalmente, las piernas eran recias y fuertes, como también los pies, cuyas uñas eran negras en la mayor parte, y mas largas que en el Perro; el animal las separaba al tiempo de caminar, de suerte que la huella que imprimía en la tierra era mayor que la del Perro. En los pies delanteros la uña exterior y la que sigue á la interior eran blancas ó de color de carne: en el pié izquierdo posterior las dos uñas que siguen á la interior eran del mismo color de carne, y en el derecho solo la uña exterior tenia este mismo color. La cola era larga, muy semejante á la del Lobo, y casi siempre caida, levantándola solamente en los instantes de su mayor alegría; pero estando colérico la metía entre las piernas después de haberla tendido horizontal-

Página siguiente

 

Índice de páginas de Mamiferos.

 

Cuando el sol mucho calienta, barrunta tormenta.
El buen vino no merece probarlo quien no sabe paladearlo.
Hasta el mosquito tiene su corazoncito.
El pudor de las mujeres es la más rica de sus dotes. Plauto

 

Felix Azara | Francisco Loscos | Ignacio Jordan de Asso | Odón de Buen

Copyright 1996-2017 © All Rights Reserved Javier Mendívil Navarro, Aragón (España)

Actualiza la información que consideres obsoleta escríbenos

Aviso Legal. Esta actividad de la Asociación Cultural Aragón Interactivo y Multimedia

Esta web no usa directamente cookis para seguimiento de usuarios, pero productos de terceros como publicidad, mapas o blog si pueden hacerlo.
Si continuas aceptas el uso de cookis en esta web.