Pasapues > Buffon > Los tres Reinos de la Naturaleza > Tomo

Mamiferos. Carniceros. Tercer Suborden: Carnívoros. Familia Digitígrados. Tribu Martas. Género Marta. 279


carnicero inferior; el hocico algo prolongado y las uñas puntiagudas. Todos los animales comprendidos en este género exhalan un olor muy ingrato, mas ó menos fuerte y semejante al del almizcle.

MARTA COMÚN.
Mustela martes (Lin.)

La Marta, originaria del Norte, es de constitución apropiada á aquel clima, y las hay allí en tanta abundancia, que causa admiración la gran cantidad de pieles de esta especie que en él se consumen para forros, y se estraen para otros países. Por el contrario se hallan muy pocas en los climas templados, y no se encuentran absolutamente en los ardientes. Algunas Martas tenemos en nuestros bosques de Borgoña, y se hallan también en la floresta de Fontainebleau; pero generalmente son tan raras en Francia, como comunes las Fuinas. Huye igualmente de los paises habitados y de los lugares descubiertos: habita, en lo interior de los bosques: no se guarece en las rocas discurre por las selvas y trepa sobre los árboles. Vive de la caza, y destruye una cantidad prodigiosa de Pájaros, cuyos nidos busca para sorberse los huevos: persigue á las Ardillas, los Hurones, los Lirones pequeños, etc., y come también miel, como la Fuina y el Hediondo. Nunca se la encuentra en campo raso, én los prados, en los llanos ni en las viñas; nunca se acerca á las habitaciones, y se distingue también de la Fuina por el modo con que se la caza. Cuando la Fuina se siente perseguida por un Perro, se escapa metiéndose prontamente en su granero ó en su cueva: la Marta por el contrario, se deja seguir bastante tiempo por los Perros, antes de subir á algún árbol; y cuando los ve cerca no sube á las ramas altas, sino que se mantiene sobré el tronco desde donde los ve pasar. Las huellas que deja la Marta en la nieve, parecen de un animal grande, porque corre á saltos y sienta siempre los dos pies juntos. Es un poco mas gruesa que la Fuina, y sin embargo tiene la cabeza mas corta y las piernas mas largas, y por consiguiente corre con mas velocidad: su pelo es mucho mas lino, mucho mas poblado y menos espuesto á caerse: no prepara, como la Fuina, cama para sus hijuelos, pero los aloja con mucha mas comodidad. Las Ardillas como todos saben, hacen sus nidos sobre los árboles, con tanto arte como las aves: cuando la Marta está cercana al parto, sube al nido de una Ardilla, la echa de él, ensancha la abertura, se apodera de aquella cama y pare en ella. También se sirve de los nidos antiguos de los Buhos y de los huecos de los árboles viejos, de los cuales ahuyenta las Urracas y demás pájaros: pare por la primavera, y cada parto no es mas que de dos ó tres : los hijuelos nacen con los ojos cerrados, y no obstante, crecen en poco tiempo: la madre les trae bien pronto Pájaros y huevos, y después los lleva á cazar consigo. Las aves conocen de tal modo á sus enemigos, que al ver la Marta, dan el mismo chillido de aviso, que cuando descubren la Zorra, y la prueba de que esto lo hacen mas por aversión que por miedo, es que la siguen á bastante distancia, y dan este mismo graznido contra todos los animales voraces y carniceros, como el Lobo, la Zorrra,la Marta, el Gato montes, la Comadreja, etc., y nunca contra el Ciervo, el Corzo, la Liebre, etc.

Las Martas son tan comunes en el Norte de la América, como en el Norte de Europa y de Asia: se traen muchas del Canadá y las hay en toda la extensión de las tierras septentrionales de la América hasta la bahía de Hudson, y en Asia hasta el Norte del reino de Tunquin y del imperio de la China. Esta Marta no debe ser confundida con la Marta Zebellina, que es otro animal, cuya piel para forros, es mucho mas preciosa. La Zebellina es negra: la Marta solamente es parda y pajiza: la parte mas estimada de la piel en la Marta, es la mas oscura, la cual se extiende por todo el lomo hasta la punta de la cola. (BUFF.)

FUINA.
Mustela fuina (Lin.)

La mayor parte de los naturalistas han escrito, que la Fuina y la Marta eran animales de una misma especie. Gesner y Ray han dicho siguiendo á Alberto, que se mezclaban unas con otras; pero este hecho, que no está apoyado por ningún otro testimonio, nos parece por lo menos dudoso, y creemos por el contrario, que estos animales nunca se mezclan, y que son dos especies distintas y separadas. A las razones que en prueba de esto alega Mr. Daubenton pueden añadirse ejemplos, que harán este juicio mas probable. Si la Marta fuese la Fuina salvaje, ó la Fuina la Marta doméstica, se verificaría en estos dos animales lo que entre el Gato montes y el Gato doméstico: el primero conservaría constantemente los mismos caracteres, y el segundo variaría, como se ve en el Gato montes, que persevera siempre el mismo, y en el Gato doméstico que toma toda suerte de colores. Al contrario la Fuina, ó si se quiere, la Marta doméstica nada varía: tiene sus caracteres propios, particulares y tan constantes como los de la Marta salvaje, lo cual por sí solo bastaría para probar, que estaño es una mera variedad ni una simple diferencia producida por el estado de domesticidad. Por otra parte no hay fundamento alguno para llamar á la Fuina Marta doméstica, pues no es mas doméstica que la Zorra y que el Hediondo, que, como la Fuina se acercan á las casas para buscar en ellas presa, y no tiene mas comunicación, ni se habitúa mas al trato del Hombre que los otros animales que llamamos salvajes. Así, pues, se distingue de la Marta por la índole y por el temperamento, pues esta huye de los lugares descubiertos, habita en lo interior de los bosques, mora sobre los árboles, y no se halla en crecido número sino en los climas frios, en lugar de que la Fuina se acerca á las habitaciones, se establece en los edificios viejos, en los graneros de heno, en los agujeros de las murallas, y en fin la especie se halla generalmente esparcida en crecido número por todos los paises templados , y aun en los climas cálidos como en Madagascar y en las Maldivas, y no se encuentra en los paises del Norte.

La Fuina tiene la fisonomía muy fina, los ojos vivos, el salto ligero, los miembros ágiles, el cuerpo flexible, y todos los movimientos muy prontos; mas bien se puede decir que salta y brinca, que no que anda. Trepa fácilmente por las paredes, que no están bien enlucidas, entra en los palomares, en los gallineros, come los huevos, los pichones, las Gallinas, etc.: mata á veces gran número de estas aves y las lleva á sus hijuelos; coge también los Ratones, Ratas, Topos y los Pájaros en sus nidos. Se domestica hasta cierto punto, pero no toma afición y permanece siempre bastante montaraz, de modo que és preciso tenerla atada: hace la guerra á los Gatos, se tira también á las Gallinas, cuando se halla á proporcionada distancia, y se escapa muchas veces, aunque esté atada por medio del cuerpo. Come de todo lo que se le da, á escepcion de ensalada y yerbas ; gusta mucho de miel, y prefiere los cañamones á todos los demás granos: bebe frecuentemente, duerme á veces dos dias consecutivos, Y también pasa dos ó tres dias sin dormir: antes del sueño se recoge, hace la rosca, esconde la cabeza y la tapa con la cola; mientras no duerme está en un movimiento continuo y violento. Las Fuinas, dicen, están preñadas tanto tiempo

Página siguiente

 

Índice de páginas de Mamiferos.

 

Marzo varía siete veces en el día.
Tiempo presente, al mentarlo ya es ausente.
No fuera malo dar un beso, si quedara en eso.
Nada nos pertenece en propiedad más que nuestros propios sueños. Nietzche

 

Felix Azara | Francisco Loscos | Ignacio Jordan de Asso | Odón de Buen

Copyright 1996-2017 © All Rights Reserved Javier Mendívil Navarro, Aragón (España)

Si quieres modificar datos o ampliar la información suministrada dinoslo

Aviso Legal. Esta actividad de la Asociación Cultural Aragón Interactivo y Multimedia

Esta web no usa directamente cookis para seguimiento de usuarios, pero productos de terceros como publicidad, mapas o blog si pueden hacerlo.
Si continuas aceptas el uso de cookis en esta web.