Pasapues > Buffon > Los tres Reinos de la Naturaleza > Tomo

Mamiferos. Carniceros. Primer Suborden: Quirópteros. 229


bre ó á la mujer que recuerdan mejor las bellezas y proporciones de las obras maestras de la pintura y escultura. Ahora bien; por la misma razón estarán en nuestro concepto los animales tanto mas elevados en el grupo de que formen parte, cuanto mas se aproximen al tipo ideal de que venimos hablando; siendo su desemejanza condición desfavorable y de inferioridad. Vénse en general en cada grupo cierto número de individuos que presentan con grande exactitud el sello característico de su tipo; al paso que hay otros en los cuales parece que tienden á borrarse tales signos; siendo esta degradación relativa, resultado de tres causas distintas que obran a la vez ó separadamente. Pueden debilitarse los caracteres distintivos, pueden exagerarse y pueden complicarse con otros diversos, que establezcan nuevas relaciones y destruyan las que existían. Mientras que estas alteraciones no salgan de ciertos límites, el animal permanecerá mas ó menos unido á su tipo primitivo, por mas que se vaya separando de él; pero llegará el caso de que traspasados aquellos términos, deberá establecerse para él un nuevo tipo.

Cuando la alteración que nos ocupa resulte de la supresión de muchos de los caracteres diferenciales del primer grupo, al mismo tiempo que aparecen caracteres nuevos, los tipos tendrán entre sí pocas ó ningunas relaciones. No sucederá lo mismo cuando estas diferencias dependan tan solo de la disminución ó aumento de un carácter primitivo; pues entonces el tipo nuevo no será mas que un derivado del primero; y por grandes que sean las variaciones aparentes, siempre será fácil remontarse al origen de que procede.

Esto supuesto, fácil nos será representarnos el reino animal como descompuesto en cierto número bastante limitado de tipos primitivos, á cuyo alrededor se coloquen con orden y distancias variables sus inmediatos derivados, que producen otros tipos y así sucesivamente. Las especies existentes vienen á colocarse todas en este reino animal imaginario, distribuyéndose cada una según el grado de su semejanza con el tipo primordial. Los caracteres, en la elevada acepción que aquí damos á esta palabra, están tan íntimamente unidos al modo de existir de los seres que los poseen, que no podrían variar sin que aquel se alterase. La consideración inversa es igualmente verdadera, y así es que se puede decir que todos los cambios en el género de vida van acompañados necesariamente de modificaciones mas ó menos profundas en los caracteres. Como este modo de considerar la cuestión se acomoda mejor al discurso, será el que nos sirva de base para darnos razon de las aparentes anomalías que presentan los Queirópteros. Para evitar mayor prolijidad, estableceremos como un hecho, reconocido ya en el dia universalmente, que estos animales pertenecen al tipo primitivo de los Mamíferos. Ahora bien; ¿qué es un mamífero? Despreciando los caracteres secundarios, podemos decir que es un animal esencialmente formado para habitar la superficie de la tierra y para hallar en ella los medios de satisfacer todas sus necesidades. De aquí es que tiene un cuerpo horizontal, sustentáculos ó miembros en bastante número para proporcionarle una locomoción rápida, sin ser escesivos para ella: he aquí el ideal abstracto de un mamífero, por lo que hace á la vida individual. En cuanto á la vida de la especie, el mamífero da á luz á sus hijuelos vivos y los amamanta por espacio de mas ó menos tiempo.

Según esta última consideración, los Murciélagos corresponden exactamente á su tipo primordial. Además se observa en ellos un cuerpo cuyo conjunto es igual ó muy parecido al de los Mamíferos mas caracterizados. Sus miembros posteriores entran en la regla general, si se esceptúan algunas pequeñas particularidades: los anteriores por el contrario han cambiado completamente de forma y de funciones; y al mismo tiempo el sistema tegumentario presenta en diversos puntos del cuerpo un desarrollo exagerado, en proporcion con lo que en otros seres derivados del mismo tipo se observa. Alrededor de los distintos órganos de los sentidos y en todas las partes laterales del tronco, se observa un crecimiento exuberante de la piel en forma de membranas anchas ó de conchas de mas ó menos dimensiones. Estos son los hechos que la mas sencilla observación nos manifiesta: examinemos su causa probable y sus inmediatas consecuencias. Al criar á los Queirópteros, el Autor de la naturaleza ha querido hacer un mamífero volador; necesitaba, pues, reemplazar en este caso el ala característica del ave con un aparato idéntico en cuanto á la función; aunque muy diverso por su estructura anatómica. Sin estas dos condiciones, el nuevo ser, ó no habría podido volar, ó pertenecería al tipo ave por sus principales caracteres, de lo cual hubiera resultado confusión, cosa muy contraria á las grandes leyes que rigen el universo.

Según esto, ¿qué se necesitaba para llenar eficazmente la primera condición? Era preciso desarrollar alguno de los órganos exteriores de tal manera, que al moverse, pudiera tomar punto de apoyo en el aire ambiente. ¿Y cuál era el sistema orgánico que mejor se prestaba á esta extensión? Es evidente que el cutáneo: he aquí, pues, esplicado el origen de las anchas membranas que forman las alas de los Murciélagos, formadas por dos hojas de piel que se extienden y se adelgazan, de suerte que forman una grande superficie con suficiente solidez y bastante ligereza para el uso á que están destinadas. Pero esto no bastaría; si estas membranas no tenían su armazón correspondiente, su misma tenuidad habría sido un obstáculo para el desempeño de sus funciones. Y no pudiéndose sacar esta armazón sino del sistema huesoso, y de una parte de él, que gozase de extensos movimientos, únicamente los huesos de los miembros podían desempeñar este servicio, debiendo ser preferidos los anteriores por su mayor inmediación á la cabeza. Estos huesos debían, pues, esperimentar las modificaciones necesarias para un objeto enteramente distinto.

De esta manera es evidente que los huesos de las alas debian ser ligeros y largos por una parte, y sujetos á su respectivo punto de apoyo, de modo que los movimientos fuesen á la vez fáciles y seguros. Dos sencillos medios han satisfecho estas exigencias: desde luego son bastante largos los huesos del brazo y del antebrazo, y además se unen al carpo cuatro metacarpianos muy largos, delgados y divergentes casi como los radios de un círculo y unidos también, por su extremidad con falanges de la misma clase. Modificados así estos huesos, sostienen y extienden la membrana cutánea, como las ballenas de un paraguas mantienen la situación del tafetán que los cubre. Como la uña terminal que en los demás mamíferos sirve de arma ó de medio accesorio de locomoción, era en este caso inútil, no existe y con ella desaparece la última falange destinada á su inserción. El pulgar es el único que no participa de estas variaciones, sino que conserva sus formas, su movilidad y su uña terminal.

Ya está construida el ala, falta darle la necesaria solidez. Para esto ha sido bastante fijar la mano así modificada, en un estado medio entre la pronacion y la supinación y suprimir al mismo tiempo estos movimientos en los huesos del antebrazo. Para esto, el cubito es mas corto y solamente conserva su parte superior soldada con el radio como un puntal, lo cual a da á este suficiente solidez para resistir los esfuerzos á que está destinado.

Página siguiente

 

Índice de páginas de Mamiferos.

 

El tiempo todo lo cura, menos vejez y locura.
Un testigo que vió, vale por dos; y si vió y oyó, por ciento dos.
En septiembre cosecha, y no siembres.
Estando entre lobos tienes que aullar como ellos. Gurdjieff

 

Felix Azara | Francisco Loscos | Ignacio Jordan de Asso | Odón de Buen

Copyright 1996-2017 © All Rights Reserved Javier Mendívil Navarro, Aragón (España)

Si crees que falta algo, o está confundido cuentanoslo

Aviso Legal. Esta actividad de la Asociación Cultural Aragón Interactivo y Multimedia

Esta web no usa directamente cookis para seguimiento de usuarios, pero productos de terceros como publicidad, mapas o blog si pueden hacerlo.
Si continuas aceptas el uso de cookis en esta web.