Pasapues > Buffon > Los tres Reinos de la Naturaleza > Tomo 1

Zoología o Reino Animal. Antropología. División de las Razas. Albinismo. 105

de las embestidas de los mas débiles enemigos, van á buscar protección en las tinieblas hasta la hora en que el resto de la naturaleza duerma en la oscuridad. Los mochuelos y buhos deben esta impotencia á la extraordinaria abertura del iris; los albinos á su mas ó menos completa diafanidad.

Sin embargo, la debilidad y timidez de los albinos no deben atribuirse únicamente al estado anómalo del órgano de la visión. Si es raro que un vicio de organización se presente aislado juzguese que debe serlo especialmente con respecto á una anomalía resultante como esta de causas por esencia debilitantes. En general los albinos son de una constitución delicada, sea cual fuere la raza á que pertenezcan; son la mayor parte desproporcionados, tristes, y ofrecen exagerados todos sus caracteres del temperamento linfático. Por lo común tienen poco desarrollada la inteligencia aunque pueden citarse entre ellos individuos de facultades bastante completas, de agudeza y hasta un autor distinguido, cual es Sachs, que escribió su propia historia y la de su hermana, también albina.

En general los caracteres del albinismo son mas marcados en los hombres que en las mujeres: los primeros son mas descoloridos, con ojos mas débiles y apagados; carecen de barba y los pelos de su vello son mas raros por el cuerpo y miembros; tienen la vida mas corta y hasta se asegura que por lo común son incapaces de perpetuar su especie.

Por el contrario hay frecuentes ejemplos de mujeres albinas que han dado á luz mayor ó menor número de criaturas. También se habia supuesto que estas mujeres, fecundadas por negros, producían niños pios, esto es, salpicados de manchas negras y blancas; pero, habiéndose demostrado completamente lo opuesto, semejantes hombres pios deben mirarse como albinos parcialmente afectados. Las mujeres albinas pueden, unidas á negros, dar niños albinos completos como ellas, ó niños pios, ó niños negros como su padre. Este último caso es tan común, que se hace estraño no hayan hablado los autores de los demás como de unas escepciones. Cítanse dos hermanas casadas á un mismo tiempo, una de las cuales dio á luz un negro al paso que su hermana tuvo un albino perfecto. Estos hechos además se hallan en completa armonía con una ley general establecida por Geoffroy y apoyada en hechos numerosos y concluyentes. Ésta ley consiste en que: si el producto de dos especies esencialmente diversas, es decir, que presentan diferencias de organización profundas é importantes, es fijo, constante y determinado, como en efecto lo son los mestizos de las razas blancas y negras, el producto de los individuos, que como el negro y albino negro, son únicamente variedades poco discrepantes de una misma especie, debe ser incierto y poco determinado.

Los albinos nacen ordinariamente de mujeres muy fecundas, y á veces ocurre que una misma madre tiene varios individuos afectados de esta anomalía. Los albinos, rarísimos en los paises muy frios, escasos en las comarcas Mas y templadas, son bastante numerosos en las regiones ecuatoriales; de modo que han podido viajeros de buena fe mirarlos como poblaciones separadas en Ceilan y Java, en lo interior del África, en Madagascar y en los paises que circuyen el istmo de Panamá. También se los encuentra en las islas del mar del Sur. En igualdad de latitudes son menos raros en los pueblos cuyo color es mas subido; hecho tanto mas notable, cuanto que en el Hombre y los animales las especies normalmente blancas son mucho mas comunes según nos aproximamos á los polos, mientras que por el contrario los colores fuertes y brillantes en ninguna parte son mas frecuentes y notables que en los paises cálidos.

Casi por todas partes los albinos han seguido la suerte de los seres débiles y desgraciados por naturaleza, es decir, que casi por todas partes se han visto entregados al desprecio y á los peores tratamientos; pues por do quiera el espíritu humano es el mismo, y no concede mas que escarnio y baldón al débil que reclama compasión y amparo. En Roma y Esparta las leyes condenaban á muerte á todos los individuos contrahechos. ¿Qué se debía esperar en vista de esto de los salvajes y caníbales? En Méjico i los albinos eran destinados al recreo de los príncipes como en otro tiempo nuestros locos y enanos. En cambio se afirma que en un reino del África son objeto de la veneración del pueblo, que los reputa en íntima comunicación con la Divinidad. ¡Por cierto, singular extravagancia! Pero ¿cuántos contrastes análogos no se hallan en la historia del espíritu humano?

El albinismo completo, tal como lo acabamos de describir es congénito; y no hay ejemplo de que se haya producido después del nacimiento, aunque se concibe muy bien que pudiera ser resultado de una enfermedad del pigmento ó del cuerpo mucoso. En el estado actual de la ciencia se le debe considerar como efecto de un desarrollo interrumpido en el feto, ó en términos científicos, como una suspensión de desarrollo. Efectivamente, hasta cierta época el feto reúne todos los caracteres del albinismo: la ausencia de la materia colorante y de los órganos que la segregan, es una de las condiciones de su existencia primera; condición transitoria en el estado normal, pero que en los albinos se ha hecho durable y constante. Además la ausencia de coloración no es la única parte que han conservado del organismo primitivo, y en muchos se encuentran restos del finísimo vello que cubre al feto durante una gran parte del tiempo que pasa en el seno materno.

En cuanto á las causas de esta suspensión de desarrollo nos son ignoradas como la mayor parte de las causas primeras. Entre los autores que han pretendido esplicarlo todo, muchos han dicho que el albinismo de los negros era debido á la temperatura elevada de los climas en que nacen, lo cual nada esplica. Otros han supuesto un comercio bestial con los grandes monos, esplicacion absurda, puesto que no hay monos en dos tercios de los paises donde nacen albinos. Finalmente se ha acusado, como casi en todos los casos de nacimientos anómalos, á la imaginación de las madres; causa cuya acción no está perfectamente conocida, y que por otra parte parece en contradicción con un gran número de hechos.

ALBINISMO PARCIAL É IMPERFECTO.

El albinismo es parcial cuando solo una parte de la superficie del cuerpo es afectada de completa decoloración; é imperfecto cuando la materia colorante, sin estar aniquilada, se halla simplemente disminuida. Los hombres pios de que yá hemos hablado, son albinos parciales; y después de cuanto hemos dicho acerca del albinismo completo, réstanos solo dar algunos pormenores. Las manchas descoloridas, mas ó menos numerosas y aproximadas, unas veces cubren mal el fondo del color, otras se verifica lo contrario. Puede suceder que las manchas sean simétricas como en el individuo observado por Buffon en toda la parte superior del cuerpo. Algunas veces se advierte solo una mancha mas ó menos extensa. En cuanto á los ojos y cabellos, su color es regular ó anómalo, según que se encuentran comprendidos en las manchas albinas ó en las partes de la piel del color correspondiente á la raza. Tampoco seria imposible que los dos ojos presentasen caracteres opuestos.
Cuando el albinismo es imperfecto, siendo únicamente debido á la presencia de un pigmento de menos cantidad ó de menos color, se concibe cuan insensibles deben ser los matices por los cuales se aparta del estado normal. En este caso ningún color

Página siguiente

 

Índice de páginas y de contenidos, Índice de ilustraciones.

 

Agua no enferma, ni embeoda ni adeuda.
Si quieres hacer buen testamento, hazlo con tiempo.
En agosto llueve miel y mosto.
El pudor de las mujeres es la más rica de sus dotes. Plauto

 

Felix Azara | Francisco Loscos | Ignacio Jordan de Asso | Odón de Buen

Copyright 1996-2017 © All Rights Reserved Javier Mendívil Navarro, Aragón (España)

Si crees que falta algo, o está confundido cuentanoslo

Aviso Legal. Esta actividad de la Asociación Cultural Aragón Interactivo y Multimedia

Esta web no usa directamente cookis para seguimiento de usuarios, pero productos de terceros como publicidad, mapas o blog si pueden hacerlo.
Si continuas aceptas el uso de cookis en esta web.