Pasapues > Buffon > Los tres Reinos de la Naturaleza > Tomo 1

Zoología o Reino Animal. Antropología. De las Castas Humanas. 100

quimales y samoyedos solo llega, al quíntuplo. En los Lindos, la cabeza ó el volumen del cráneo aparece casi un tercio menor que en los europeos, ó como la de un mozuelo de quince años respecto de la de un hombre de treinta, según resulta de las investigaciones del Dr. Paterson, que comparó los cerebros de los habitantes de varias regiones del Indostan y del Asia. Dicho autor esplica con esta diferencia el embrutecimiento de los huidos, y por qué cien millones de estos naturales asiáticos obedecen dócilmente á veinte mil europeos. Sin embargo, la relación de Paterson nos parece algo exajerada, pues hemos visto cráneos de la casta de los hindos casi tan dilatados como los de muchos europeos; habiéndonos parecido mucho menor la diferencia que se advierte entre el cráneo del negro y del blanco. Con todo, es muy cierto que la cabeza dé los moradores de la India oriental y de la China es generalmente pequeña.

Es mas constante que el volumen de la cabeza aumenta en proporción del cuerpo, no solo en todos los hombres de corta estatura, como en los niños y enanos , sino también en los pueblos polares, los lapones, kamtschadales, etc. Los sombreros fabricados en Paris según los modelos ordinarios de las cabezas parisienses resultaron muy pequeños para las cabezas de los salvajes del Canadá, de Nueva Orleans y de otros americanos aboríjenes. Los pueblos de la Tierra de fuego, de Van Diemen ó los mas cercanos al polo austral ofrecen una cabeza muy abultada, con estatura mas corta, que en nuestros climas templados. Lo mismo sucede en los habitantes de las montañas mas encumbradas; de donde resulta que el mismo frío, que ataja los medros déla estatura, contribuye también á ensanchar el cráneo y el cerebro, sin que por esto logre la inteligencia mayores alcances.

Hipócrates refiere que, habiendo unos pueblos cercanos al mar Negro ú al Ponto-Euxino connaturalizado la costumbre de estrujar el cráneo de sus hijuelos, habia esta práctica influido en la naturaleza, y que ya en su tiempo nacían estos pueblos macrocéfalos, esto es, con cabeza prolongada (1). Estrabon creyó hallar sus descendientes en los sijinos del Cáucaso. Pallas, en su viaje á la Táurida y la Crimea, advirtió que los tártaros montañeses de Kikeneis, Limena y Simeo tenían una fisonomía estrañísima y la cabeza como desencajada. ¿Serán acaso estos pueblos los antiguos macrocéfalos ó los descendientes de los jeneses, de quienes habla Escalíjero, ó una modificación particular causada por el clima? Vénse efectivamente hermosísimas naciones junto á las mas feas, como los georgianos que tienen vecinos á los horrorosos nogais y otros calmucos (2). Generalmente hablando, los montañeses son juanetudos, según se echa de ver en los escoceses, corzos, etc., que tienen los carrillos mas llenos que los moradores de los llanos.

Muchos pueblos africanos son en extremo boquihendidos, como, entre otros, los del reino de Fez, parecidos á los antiguos garamantes, de quienes se dijo:
Equantem rictus Garamanta ferarum.

Los negros y la mayor parte de las naciones bravias, que casi nunca comen manjares calientes, conservan la dentadura muy blanca; se tizna y carcome; en los que comen y beben caliente ó mascan betel, coca y acre con cal, tabaco ú otras hierbas.

Por lo que hace á las deformidades adquiridas, puédense citar los omaguas, que tenían la costumbre de apretar entre tablas la cabeza de sus hijos (3). Era tan general este uso en casi toda la América (4) que en la parte española se creyó urgente condenarlo por un concilio (5). Cítase una nación algonquina que lleva el nombre de cabeza de bola, por la forma de su cráneo, que se supone causada por las madres con la costumbre que tienen de apretar la cabeza de sus hijos. Otras naciones la encajonaban, como los japoneses, para ponerla cónica ó cuadrada (6). Todos estos pueblos esponen la vida de sus hijos con tales desatinos, destruyendo el plan de la naturaleza á pretesto de perfeccionarlo.

Dícese que los drusos del monte Líbano aplanan la frente de sus hijos de la misma manera que los caribes. Estas costumbres extravagantes de amasar las cabezas humanas subsisten también en las islas de Nicobar y en Sumatra, según Marsden; y anduvieron también mas ó menos válidas entre los antiguos griegos, según el médico epirota Filítes, citado por Blumenbach, y aun entre las naciones modernas europeas, como los genoveses, según Veselio, los belgas, según Spigel, los franceses, los alemanes, turcos etc. ¡Cómo si no fuese la naturaleza capaz de formar á derechas nuestro cerebro!

Quoy y Gaymard hallaron en unas cabezas de papúes que disecaron el orificio palatino anterior muy grande; lo que indica, al parecer, un desarrollo considerable del ganglio nasopalatino ó del órgano nasopalatino de Jacobson, que probablemente sirve en los animales para aliñar el sentido del gusto, principalmente entre los herbívoros. Estos salvajes son antropófagos, aprensivos y supersticiosos. Parece, según Blumenbach, que la cabeza de los antropófagos botocudos del Brasil es semejante á la de los orangutanes, ó se aproxima á esta mas que la de los negros menos civilizados. Sin embargo, hemos tenido á la vista algunos cráneos de este pueblo, que nos han parecido casi tan bien formados como los europeos. Todas esas diferencias de los cráneos humanos, no tomando en cuenta las facciones generales de la casta negra y de la mogola comparadas con las de la casta blanca, nos parecen en extremo variables, tanto como las individuales, á juzgarlas por las muchas comparaciones que llevamos hechas en los gabinetes mas surtidos en este ramo. No bastan, pues para que de ellas deduzcamos consecuencias absolutas, á imitación de varios antropólogos.

Los animales emplean indistintamente el costado derecho y el izquierdo; mientras en la casta humana casi todos los pueblos de la tierra, ya desde el tiempo del Génesis, han preferido el uso de la mano derecha; costumbre que Leonel Wafer halló, no solo entre los araucanos, sino también entre los bravos
(1) Nieuhoff, Relación, parte III, asegura que la forma cónica de la cabeza de los brazos chinos dimana de la compresión violenta á que la sujetan, ya desde la niñez.
(2) Un georgiano probó al mismo Forster por medio de la comparación que la cabeza de un cristiano (europeo) es ancha por detrás y aplanada por el vértice; mientras que la de un musulmán se estrecha hacia arriba en forma cónica, como la de los monos. (Voyage de Réngale á Petersbourg, trad. fr. París, 1802, en 8.", tomo II, pág. 7).
(3) La Condamine, Mem. Acad. Scienc.1615 pág. 247; y pueden verse los instrumentos de esta compresión en el Journal de Physique , 1791 , agosto, pág. 52, por Arlaud.
(4) Entre los chactas de Georgia, los waxsaus de la Carolina, los peruanes. los caribes, según Oviedo (Hisíor. grner. de las Indias)Torquemada (Monarq indiana, lib. III) Ulloa (Relación del Viaje, tomo II) entre los negros de las Antillas, según Chanvalion (Voyage a la Martinique, pág. 59) ,: y en el estrecho de Noctka , segun Meare (Voyage, pág. 349) reina la costumbre do fajar estrechamente á los niños, de estrujarles la frente y la nariz, y de apretarles las mejillas para que sobresalgan los juanetes.
(5) José Saenz de Aguirre (C.ollet. maxim. concilior. Hisp et novor., tomo vi, pág. 204).
(6) Oviedo, Histor., lib. III, cap. v; Ulloa. Viaje, tome I, pág. 329; l.abad, Viaje, tomo II, pág. 72; Charlevoíx, tomo III; Gumilla, Orinoco, tomo I; Acuña, Relación del rio de las Amazonas, tomo II; Lawson, Voyage to Carolina , pág. 33.

Página siguiente

 

Índice de páginas y de contenidos, Índice de ilustraciones.

 

Agua no enferma, ni embeoda ni adeuda.
Si quieres hacer buen testamento, hazlo con tiempo.
En agosto llueve miel y mosto.
Estando entre lobos tienes que aullar como ellos. Gurdjieff

 

Felix Azara | Francisco Loscos | Ignacio Jordan de Asso | Odón de Buen

Copyright 1996-2017 © All Rights Reserved Javier Mendívil Navarro, Aragón (España)

Si crees que falta algo, o está confundido comunicasnoslo

Aviso Legal. Esta actividad de la Asociación Cultural Aragón Interactivo y Multimedia

Esta web no usa directamente cookis para seguimiento de usuarios, pero productos de terceros como publicidad, mapas o blog si pueden hacerlo.
Si continuas aceptas el uso de cookis en esta web.