Pasapues > Buffon > Los tres Reinos de la Naturaleza > Tomo 1

Zoología o Reino Animal. Antropología. De las Castas Humanas. 97

nuras bajas, como las dehesas de las orillas del Misuri ó de la Luisiana, están á veces anegadas por las avenidas anuales de los rios; pero en la América meridional estas llanuras, mas áridas y elevadas, llevan el nombre de llanos ó pampas, y ora se presentan secas y abrasadas por los ardientes rayos del sol, ora en la estación lluviosa se visten de verdura y ofrecen pasto á aquellas crecidas manadas de caballos silvestres, de que echan mano los chilenos para llevar la vida errante y pastoril de los tártaros. Las pampas del Sacramento en las márgenes del Marañon son dilatadas llanuras de maleza, sin piedra alguna y de mas de cuatrocientas leguas de ámbito.

En los altos riscos de los Andes, contémplanse todavía los desgraciados restos de los antiguos pueblos de sangre americana. Véseles trepar aquellos antiquísimos peñascos tras sus llamas ó guanacos y vicuñas, para conservar su amada libertad. Asi, pues, si los sitios mas encumbrados, areniscos ó montuosos debieron ya poblarse en la mas remota antigüedad, vénse en el dia casi completamente rasos y áridos. Todos sus moradores llevan vida errante; ya enteramente bravia, ya pastoril y envidiable, bajo sus tiendas, ya en fin, guerrera y conquistadora, como los tártaros, los árabes, los sarracenos y los moros; naciones acampadas y viandantes, sin zozobras, que se gobiernan mas bien por el hábito que por las leyes, hermanando en contraposición estrañísima la esclavitud con la independencia.

No sucede lo mismo en la segunda clase de territorio, en aquellas pingües llanuras, cortadas por fértiles cerros ó lomas, por donde serpean caudalosos rios ó cristalinos arroyos, que las bañan y fecundizan (1). En estos sitios hánse avecindado la útil labranza, los derechos de propiedad, y gobiernos arreglados, mas ó menos protectores de la industria; que, sin embargo, no pocas veces se convierten en opresores de la humanidad, amarrando el infeliz labriego al terrón, y subdividiendo los pueblos en castas y provincias para asentar mas profundamente su señorío sobre todas las partes sujetas al áspero yugo de su dominio.

Tales son, en primer lugar, los dilatados imperios del Asia meridional, la China, Siam, Laos y Ava, el Indostan ó el Mogol, la Persia y la Asiría; tales fueron también los de Marruecos en África, de los mejicanos, incas ó peruanos en el Nuevo Mundo, en el Brasil, el Paraguay y el Tucuman. Todos estos paises llanos, mas ó menos ricos ó fértiles, en donde con solo escarbar la tierra se logran abundantes cosechas, sustentan pueblos holgazanes y embrutecidos, avasallados por imperiosos dueños. Pero cuando en el seno de estos mismos imperios se levantan ásperas muros del Atlante, en los esforzados afganeses del Tauro y de Candahar, en los pérfidos macasares y malayos de los montes de Malaca, Borneo y Célebes; en los araucanos de las montañas de Chile, en los indios bravos de las cordilleras, y en los suizos y albaneses de Europa.

Sin embargo, la civilización se ha perfeccionado en Europa bajo gobiernos mas libres y justos, porque hay en ella menos llanuras fértiles que en Asia; por que su suelo requiere mas esmerado cultivo y comprende selvas y montañas, asilos de la pobreza y de varonil independencia; porque sus pueblos, menos dilatados y mas subdivididos, mantienen entre sí mayor equilibrio, y forman á manera de una confederación que se resiste á poderosas invasiones y al arraigo del despotismo. Tales son asimismo los Estados-Unidos del Nuevo-Mundo, hermanados entre sí, aunque independientes, y harto desparramados para doblar jamás la cerviz á un yugo arbitrario duradero.

La tercera clase de territorio se compone de todos los parages hondos cercanos á las corrientes y á los mares, cuajados del légamo acarreado por rios y aguaceros: estos terrenos son generalmente pantanosos y húmedos; están zanjados por lagos y canales; sustentan pueblos numerosos, las mas veces icliófagos y propensos á enfermedades del sistema linfático. Tales son en Europa los habitantes de las orillas del Báltico, especialmente los de los Paises-Bajos, Güeldres, Holanda y Brabante; los de las desembocaduras del Niemen y del Vístula; los de las lagunas de Venecia en el fondo del golfo Adriático; los de las cercanías del mar Negro ú del Fañí, de la antigua Cólquida y de la Delta del Nilo en Egipto; los moradores de los terrenos de Turbión del Ganges y del Indo en Asia; los de1 estrecho de Ormutz y de los golfos Pérsico y Siamés; y finalmente todos los pueblos de las regiones mas fértiles bañadas de caudalosos rios, como los de la Mesopotamia entre el Eufrates y el Tigris; los del Duab entre el Ganges y el Djumnah, y del centro de la China, en donde los rios Amarillo y Azul entretejen sus aguas por en medio de mil lagos y canales. A estos pueblos agregaremos las mas de las naciones marítimas que hallan en la pesca y en el comercio inagotables fuentes de prosperidad y multiplicación, y envían crecidas colonias á diversos puntos del globo. (virev).

DE LAS CASTAS HUMANAS.

DE LAS VARIEDADES EN GENERAL.

Nonhic centauros, non górgonas, harpiasque Invenios: huminem pagina nostra sapit.
MAUCIAL, L. x, epigr. IV.

El Hombre es cosmopolita; sus innumerables familias abarcan todo el globo; y desde la abrasada zona tórrida hasta los hielos polares, sus naves y sus piraguas han surcado por todos rumbos las livianas ondas del Océano. Las islas mas remotas, los desiertos y los peñascos al parecer inaccesibles, han visto pasar al Hombre, rey de la tierra, tomando posesión de este antiguo reino, magnífico patrimonio que le reservó naturaleza. El es el único ser cosmopolita; ningún otro viviente ni planta logra naturalizarse y prosperar indistinta y naturalmente por todo el globo; solo á nuestra especie es dado contrarestar con su industria la inclemencia de todos los climas, y los rigores y asperezas de todas las tempe-

(1) Es manifiesto que los terrenos llanos y húmedos, como mas fértiles que los otros, son también los mas poblados: de ahí es que la Lombardía, los Paises Bajos, la holanda la Inglaterra, son en Europa las regiones mas pobladas, y cuentan mas de 4000 habitantes por legua cuadrada: otro tanto sucede en las demás llanuras del globo. Al contrario, advertimos que escasean los habitantes cuanto mas secos son los territorios; asi es que no vemos desiertos sino en los sitios donde no hay rios ni manantiales.

Página siguiente

 

Índice de páginas y de contenidos, Índice de ilustraciones.

 

En diciembre se hielan las cañas y se asan las castañas.
Cuando diciembre se va tiritando, año bueno viene anunciando.
En diciembre la tierra se duerme.
Educad a los niños y no será necesario castigar a los hombres. Pitágoras

 

Felix Azara | Francisco Loscos | Ignacio Jordan de Asso | Odón de Buen

Copyright 1996-2017 © All Rights Reserved Javier Mendívil Navarro, Aragón (España)

Si quieres modificar datos o ampliar la información suministrada comunicasnoslo

Aviso Legal. Esta actividad de la Asociación Cultural Aragón Interactivo y Multimedia

Esta web no usa directamente cookis para seguimiento de usuarios, pero productos de terceros como publicidad, mapas o blog si pueden hacerlo.
Si continuas aceptas el uso de cookis en esta web.