Pasapues > Buffon > Los tres Reinos de la Naturaleza > Tomo 1

Zoología o Reino Animal. Antropología. Unidad de la especie humana. 95

de los principios de la investigación histórica (I).»

El arzobispo Usher es el autor de la cronología de la Biblia inglesa, cuya inexactitud demostró hace mucho, tiempo el sabio doctor Hales, que adoptó el cálculo de los Setenta con preferencia al de los libros hebraicos. Hizo retroceder así 832 años la época del diluvio, y ganó todo ese tiempo para la dispersión del género humano y el establecimiento de los primeros imperios.

Debió, sin embargo, trascurrir mas tiempo, porque se conservan en Egipto monumentos que parecen de una fecha mucho mas lejana. Los cronólogos de este siglo han sacado partido de los libros históricos de los chinos y de los monumentos indios: Pero los papiros y los geroglífícos egipcios, así como las inscripciones cuneiformes, recientemente encontradas en Nínive por Layard, parecen deber sugerir un sistema de cronología que conciliará completamente los resultados de las investigaciones modernas con la Escritura. Goethe ha observado que no hay ciencia que exija mas variedad de conocimientos y mayores facultades que la cronología. Solo desde hace muy poco tiempo ha podido estendérsela con algún éxito á la historia primitiva del Hombre. En el estado todavía vacilante en que se encuentra, no ha podido fijarse la fecha del diluvio; pero todo concurre á hacerla retroceder mucho mas allá de los límites indicados por los testos Masoreto, Hebreo y Samaritano; y también en fecha mas remota que en la que lo fijan la versión de los Setenta y el cronista Josefo: de manera que la objeccion cronológica contra nuestra doctrina, no hallándose fundada sino sobre la presunta exactitud del cálculo de Usher, pierde toda su fuerza.

La etnología, en su conflicto aparente con la Escritura, pasa por la misma prueba que han atravesado sucesivamente primero la astronomía y después la geología. Toda investigación Cientifica que Raquea los límites de la verdad revelada, parece destinada á Ser maltratada á la vez por los creyentes y por los incrédulos, aunque en un sentido diferente. Los creyentes fruncen el entrecejo á la aproximación de una ciencia nueva que se presenta como usurpadora á profanar el templo de la verdad, mientras que los incrédulos la acojen con una sonrisa como una nueva aliada; pero los cristianos inteligentes, confiando en la infalibilidad bíblica, no se alarmarán jamás del progreso de las investigaciones en cualquiera dirección que sea. La Biblia no rechaza la investigación; la estimula por el contrario, declarando que el creador de todas las cosas y el autor de la revelación son un mismo ser. Debemos, pues, prometernos la mas completa concordancia entre la palabra y la obra de Dios; las ciencias han venido unas en pos de otras á colocarse al lado de la Escritura, formando como la guardia de honor de la religión revelada. La etnología lo ha atestiguado ya y figura en un lugar honroso de esa escolta.

Las conclusiones de este trabajo son del mas alto interés para los amigos de la humanidad: en él reconocerán el deber de aliviar las miserias del género humano, de reclamar la libertad para el esclavo, la educación para el ignorante, la enseñanza moral para el hombre depravado. La comunidad de naturaleza proclama el parentesco de todos los hombres, despierta la simpatía hacia los que sufren y sugiere los medios de socorrerlos. La posibilidad del mejoramiento hasta del hombre mas degradado, es un motivo poderoso de estímulo. Su naturaleza animal puede haber oprimido y casi ahogado á su naturaleza racional; pero esta no se ha estinguido ni aun entre el boschisman y el austral. Los cuidados y la cultura volverán á levantar gradualmente esa frente fugitiva, borrarán de su semblante las señales de la brutalidad y harán reaparecer en ella los rasgos de la civilización. Así es como los medios puramente morales manifiestan su poder físico, y los cambios producidos por ellos en el organismo, proclaman la dominación del espíritu sobre el aparato material que le sirve de cubierta y de mansión.

Espongamos ahora las razones fisiológicas, en que se fundan Blumembach y otros naturalistas para sostener la unidad de la especie humana, según las presenta Virey.

1.° El negro y el blanco se reproducen juntos. No obstante muchas especies de animales reconocidas por muy diversas entre sí se hallan también en el mismo caso. No solo los mulos del Caballo y la Jumenta, ó por la inversa, no son siempre estériles, sino que también la perra, fecundada por el Lobo, produce mestizos capaces de reproducirse entre sí. Estas mezclas fecundas son todavía mas frecuentes entre las aves y los insectos.

2.° La constancia de las formas específicas del negro se conserva bajo todos los climas y despues de muchas generaciones, así en sus descendientes sin mezcla, como en los mulatos que participan de su sangre. La casta blanca que mora en África ó bajo el ecuador, si bien se pone muy atezada, jamás se presenta con el hocico, la pequeñez del agujero occipital, la estrechez del cráneo del negro, ni su cabello lanoso, cuando no se mezcla con esta otra casta, según lo prueban los abisinios y los moros sus vecinos. Fuera de esto, échase de ver en la estructura interna del negro ciertas correspondencias manifiestas con los orangutanes, á pesar de pertenecer estos á otro género.

3.° Jacobo Cowles Prichard halla la prueba también de la unidad de la especie humana en que los virus y miasmas morbíficos de la sífilis, de las viruelas y aun de la peste, etc., peculiares al Hombre, no prenden naturalmente en otros animales, cómo el Perro, el Gato, el Caballo, el Toro, etc. siendo así que todos esos contagios se propagan y acometen mas ó menos á todos los hombres según su complexión: de donde, á su parecer, resulta probada la conformidad ó identidad universal del género humano. Además, la vacuna, que puede sofocar el germen de las viruelas en todas las naciones de la tierra, sea cual fuere la casta á que pertenezcan, comprueba el dictamen de aquel autor, que reúne en una misma especie al blanco y al negro.

4.° Este argumento parece ingenioso, mas no por esto será mas sólido. Ha habido monos acometidos de viruelas; base inoculado á los perros la ponzoña venérea; los bubones pestíferos y el tifo del ganado vacuno comunican al Hombre achaques análogos; la sarna, los herpes y otras enfermedades cutáneas se traspasan recíprocamente por contacto entre el Hombre y el ganado, y nadie ignora que á la vaca debemos la vacuna.

5.° Cada especie adolece de enfermedades privativas, que difícilmente acometen á otras especies: el negro está propenso al yaios 6pian, que rara vez acomete al blanco; y mientras que la fiebre amarilla se ceba en la población blanca de América, vemos que respeta generalmente á los negros.

6.° No porque nazcan en la misma especie de animales, como el Perro, el Caballo, el Gato, el Conejo, la Polla, la Paloma, etc., variedades negras, blancas, leonadas ó salpicadas, debemos concluir con Prichard y otros autores que sucede lo mismo en la especie humana, porque la comparación no es adecuada. En efecto, un par de perros blancos pueden procrear individuos manchados, y aun negros y de otros colores; pero ninguna familia blanca producirá negros jamás, y ninguna nación americana, ó europea hubiera procreado un solo negro antes de
(1). Egipto, tomo I, prefacio.

Página siguiente

 

Índice de páginas y de contenidos, Índice de ilustraciones.

 

Cuando el sol mucho calienta, barrunta tormenta.
El buen vino no merece probarlo quien no sabe paladearlo.
Hasta el mosquito tiene su corazoncito.
Estando entre lobos tienes que aullar como ellos. Gurdjieff

 

Felix Azara | Francisco Loscos | Ignacio Jordan de Asso | Odón de Buen

Copyright 1996-2017 © All Rights Reserved Javier Mendívil Navarro, Aragón (España)

Para consultar, aclaraciones o corregir errores por favor cuentanoslo

Aviso Legal. Esta actividad de la Asociación Cultural Aragón Interactivo y Multimedia

Esta web no usa directamente cookis para seguimiento de usuarios, pero productos de terceros como publicidad, mapas o blog si pueden hacerlo.
Si continuas aceptas el uso de cookis en esta web.