He visto una vaca volando

He visto una vaca volando y era real.

Este suele ser un chiste o broma que se suele gastar a los ingenuos para tomar es un poco el pelo, se señala al cielo y se dice “mira una vaca volando”, y muchos niños se quedan un rato mirando a ver si la divisan lo cual suele ser muy difícil.
Pero esta broma, como en el cuento del lobo, se puede utilizar pocas veces por que al final el que la gasta acaba siendo poco creíble y nadie le hace caso.

Esto está pasando últimamente con el gobierno, ha dicho tantas mentiras y ha cambiado de rumbo tantas veces que cualquier cosa que diga si lo dice él ya no resulta creíble.

Estos días venimos asistiendo a revueltas o revoluciones según los puntos de vista en países muy próximos geográficamente hablando.
Los ciudadanos se han organizado con la ayuda de Internet y los teléfonos móviles y han derribado a sus gobiernos, de nada ha servido tener controlada la televisión y la prensa escrita, los jóvenes, mayoritarios en estos países ya no se informan allí.
Egipto que ha notado la sacudida días mas tarde, algo a aprendido y ha optado por cortar Internet y la telefonía móvil para dominar a sus ciudadanos, aprendiendo de los hechos ocurridos en sus países vecinos.
Pero Internet no es tan fácil de controlar como una televisión o un periódico y los ciudadanos acaban encontrando las formas de saltarse esa prohibición.

Pero volviendo a nuestro país, hasta ahora los respectivos gobiernos han comprado la paz social con generosas subvenciones a los supuestos agentes sociales, pero nada es eterno y existe un cierto malestar en la sociedad por lo que no funciona y es cada vez mas evidente: paro para unos, privilegios intocables para otros.
Ante la amenaza de que los ciudadanos pudieran organizarse al final al estilo, tunecino, egipcio, yemení, etc. el gobierno se ha adelantado fabricando una herramienta de control de Internet: la ley Sinde.
La herramienta resulta ser fina y sutil como corresponde a un país civilizado y con apariencia de legalidad siempre que se pueda.
Una comisión administrativa nombrada por el gobierno y bajo su dependencia puede hacer que se cierre una web en Internet es cuanto hay sospecha de amenaza o incomodidad. No hace falta delito solo “presunto daño” a un “presunto perjudicado”.
Mas fino imposible, que aquí somos civilizados.
Cuando el realmente perjudicado vaya a los juzgados, se le alargara el pleito y si hace falta se le dará la razón varios meses o años después de pasada la amenaza, sutil y efectivo como se hacen la cosas en política.
Y claro los presuntos creadores que creen ser los beneficiarios de esta ley ya que van de listillos, en realidad solos son unos incautos a los que se les ha utilizado como carne de cañón para que la sociedad pueda tener un culpable visible por su infinita avaricia y ruindad, se les ha dicho “mira tu vaca volando” y allí siguen tan felices oteando el horizonte, hasta la próxima mentira.

una vaca volando



Deja un comentario