Aragón > Historia

Aragón es mucho más. Historia de Aragón.

Aragón es mucho más


Articulo publicado por Miguel Caballú Albiac, miembro del SIPA, en Heraldo de Aragón el 5 de Junio de 2002.

Aprendimos en la amorosa geografía de la infancia que la superficie de Aragón son algo más de 47.000 kilómetros cuadrados. Luego hemos podido comprobar que eso no es cierto, que Aragón es mucho más. Cuando uno sale al Mediterráneo, la presencia aragonesa es todavía relevante. Se puede disfrutar en la isla de Ischia, sentado en una terraza de la Piazza Aragona, frente al Castello dei aragonesi, al que se accede por el ponte de Aragón. El disfrute refrescante alcanza limites supremos cuando al gusto y a la visión se une la reflexión y se condimenta la información con una pizca de orgullo, espolvoreado de autoestima, y con unas gotas de añoranza. A veces, el resultado es un buen cabreo.

El cabreo viene de que en la reflexión se te aparece la veintena de castillos aragoneses de Sicilia o sur de Italia, donde cada día se restaura añadiendo valor a unos monumentos que simultáneamente van perdiendo aragonesismo, porque se van borrando las claves de su origen. Y uno sigue cabreado cuando recuerda el relato que en sus patios de armas recitan los bienintencionados sicilianos, calabreses o napolitanos, con abundantes referencias al gótico catalán, o a la dinastía de Barcelona.

Escudo de las Lenguas de Aragón y Navarra en Rodas. Palacio de los Maestres

Da igual, por ejemplo, tomarte el refresco en Rodas, en la plaza del Museo Arqueológico, al inicio de la Calle de los Caballeros. Los caballeros de Rodas, después de Malta y siempre de la Hospitalaria y Soberana Orden Militar de San Juan, construyeron en esa calle la Casa de la Lengua de Aragón, para atender a los peregrinos de aquella tierra nuestra muy ampliada. La calle puede ser la más hermosa de cuantas hunden sus cimientos en el medievo y las Casas de las diferentes Lenguas territoriales están restauradas y en uso exquisito. Sólo falta la Casa de la Lengua de Aragón. Y si alguien pasea por las imponentes murallas de Rodas, podrá ver la obra del aragonés, de Munébrega, Juan Fernández de Heredia, Gran Maestre que, además de mil cosas que serían relatables para orgullo de aragoneses actuales, puso puertas y armas heráldicas en los lienzos defendidos por los aragoneses y que todavía se llaman de Aragón.

Lo mismo diríamos sobre los territorios de Cerdeña, Malta, Túnez, o de la Europa peninsular, como el sur de Francia cada vez más alejado de Aragón, la Cerdaña ya solamente prolongación catalana o Aviñon donde la sombra de Benedicto XIII se proyecta día a día más débilmente.

¿Y el Castelnuovo de Nápoles? Alfonso V se puso en mármol blanco con todo su cortejo en el majestuoso pórtico acastillado de entrada, en plan tan renacentista y atractivo que gustó reinterpretarlo el pintor Villaseñor en la Diputación de Zaragoza en su Salón de plenos. Así se trajo el recuerdo de la gloria de Aragón aquí, a Zaragoza, pero mi reflexión va por el camino inverso: es necesario "exportar" de nuevo la presencia aragonesa por los antiguos territorios de la Corona. Hay que transportar nuestra realidad actual allí.

Ya se sabe que la política exterior es competencia del Estado español, y hasta la promoción turística internacional le corresponde. Nuestro enteco Estatuto de Autonomia no da para más. Pero quizá deberíamos mirarnos menos el ombligo y no limitar nuestras aspiraciones al territorio actual. La ambición cultural no debe tener límites. Aragón puede y debe prolongar sus raíces donde las hubo y donde lamentablemente quedan cada vez menos. Quizá no se haya podido anteriormente por falta de recursos o de apoyos a los estudiosos que con sus trabajos ponen de actualidad una realidad pasada, que, no lo olvidemos, puede influir en mejorar nuestra proyección presente.

Cada entidad vale lo que valen sus relaciones. Aragón tiene la posibilidad de tender puentes y lazos que le lleven culturalmente a todo el Mediterráneo. Que nadie se asombre, pero tendidos los puentes vienen las relaciones comerciales, la industria, el comercio, los encuentros, los intercambios, el turismo... la riqueza material. Alguna Comunidad ya se ha dado cuenta.

En cualquiera de los territorios de la Corona de Aragón se tropieza con apellidos de origen aragonés. En cualquier torre desmochada frente al Mare Nostrum se ocultan emblemas de Luna, Gurrea, Cornel, Alagón, etc. Cualquier catedral o iglesia mantiene capillas con devociones aragonesas, y guarda sepulcros y laudas funerarias de personajes aragoneses, a veces regios. En cualquier pueblo o ciudad mediterránea son veneradas reliquias o se celebran fiestas y tradiciones populares heredadas de los aragoneses.

Pero hay muy poco de presencia actual. Ni calles ni plazas están dedicadas a Aragón. No hay entidades culturales, universidades aparte, que defiendan nuestro pasado para enriquecer el presente. Ni folletos que recuerden las huellas aragonesas, apropiadas en cada momento por el más fuerte. Ni guías turísticos que entiendan la asombrosa entidad de la Corona de Aragón y sepan que eso que explica de que el Rey de Cataluña era principe de Zaragoza no es cierto.

Aragón es mucho más que los 47.000 kilómetros de su geografía. Algo hay que hacer para que se reconozca y se rentabilice. Los aragoneses, que en feliz frase de insigne erudito somos pocos, pero no poco, hemos de asumir el compromiso y calibrar las ventajas de una política de expansión fronteriza virtual, apoyada en el arte y la historia. Una política que correspondería a nuestro Gobierno Autónomo, a nuestras entidades culturales, sociales, económicas... Aragón no somos muchos, pero podemos ser mucho.

Otros conceptos sobre Historia de Aragón

Moneda de Juan (Ioanes) II

Índice sobre Aragón

El Monasterio cirtenciense de Piedra une naturaleza y arte con muestras de vestidos tradicionales.

Y para los entendidos los hongos y las setas también forman su mundo.

Todo el mundo está en las fotografías de Jesús Antoñanza.

La información no estará completa sin un paseo por sus tres provincias: Zaragoza, Teruel y Huesca y sus variadas Comarcas, con parada en alguno de sus espectaculares paisajes como el valle pirenaico de Ordesa o el Moncayo o por oposición en el valle el Ebro.

Si razones de trabajo o familiares te han llevado Lejos de Aragón puedes Bajarte imágenes de fondo, sonidos o animaciones

También puedes dedicarte a los intangibles: desde la recopilación de leyendas que hacen a Aragón universal tu también puedes perseguir la presencia del Santo Grial en Aragón.

Otras páginas sobre Aragón en Internet

Hay otras actualidades y realidades que también te pueden interesar, aunque te parezca que la realidad se jubila, sigue adelante muy viva, Y la naturaleza también.
Para seguir la evolución del Aragonés de Aragón

Conceptos | Edad Antigua | Edad Media | Moderna | Contemporanea | Historia de Aragón
Corona de Aragón | Militia Caesaragustana | Arabes y musulmanes | Nacimiento | Reyes de Aragón | Monarquia | Enlaces
La Seo | El Pilar | Mudéjar | Islam | Archivo histórico Huesca | Museo Provincial Huesca | Museo Provincial Zaragoza
Huesca | Teruel | Zaragoza | Aragón | Comarcas Mapas | Otras

Copyright 1996-2017 © All Rights Reserved Javier Mendívil Navarro, Aragón

Para consultar, aclaraciones o corregir errores por favor escríbenos

Aviso Legal. Esta actividad de la Asociación Cultural Aragón Interactivo y Multimedia
Es una labor de difusión de Aragón en Internet.

Esta web no usa directamente cookis para seguimiento de usuarios, pero productos de terceros como publicidad, mapas o blog si pueden hacerlo.
Si continuas aceptas el uso de cookis en esta web.