¿Qué son los Elfos Oscuros?
Atland, el Viejo de las Cumbres. Leyenda
Acerca de La Atlántida
Los Viajes de Gulliver. Impresiones.

El Pozo de San Lázaro. Relato.
Bécquer. Leyendas desde el Moncayo II.
Próximos contenidos
Recibe ELFOS en tu correo electrónico


Miquel Barceló:
"Internet va a cambiar todas las reglas del juego"

Conocido por ser el creador del Premio UPC de Ciencia Ficción y editor de este género, Barceló fue autor de "Ciencia ficción: Guía de lectura" (1990 - Ediciones B, NOVA ciencia ficcion, número 28), libro que tendrá su segunda versión este año. En esta entrevista concedida a ELFOS, Barceló se muestra escéptico ante el reconocimiento de la Ciencia Ficción y de la Fantasía como parte de la cultura seria, en España ("tienen el estigma hoy día de que es sólo para adolescentes"). Insiste en reivindicar su valor didáctico e interesante para la juventud ("estimula la imaginación"). No se atreve a hacer futuro-ficción, pero confía en los nuevos límites que se abren con Internet y las nuevas tecnologías: "la creatividad de 250 millones de personas es algo que el ser humano nunca ha tenido al alcance".

P. Todos esperando su Nueva Guía de Lectura de la Ciencia Ficción...

-Sale, sale, tenía que salir el año pasado pero como siempre pasa, se retrasan las cosas y va a salir en septiembre de este año. Todo el mundo va a hacer cosas para el 2001, yo voy a sacar la Nueva Guía de Lectura para la Ciencia Ficción.

P. ¿Y ha cambiado mucho en 10 años?

-No. Yo creo que no, creo que se ha estabilizado. Antes ponía 100 autores y 100 novelas, ahora pongo 111, por aquello de que algo han crecido, ¿no? Algunos se han caído, otros han desaparecido. He dedicado también más espacio al cine y a la televisión; aunque lo sigo llamando Guía de Lectura porque la mayor parte es lectura. En el fondo es una reedición actualizada de la anterior. De Asimov, por ejemplo, no se puede decir otra cosa distinta de la que se decía, de Philip K. Dick tampoco, porque ya no están, en todo caso cambiar algo. Y ha crecido, sí, ha crecido, de eso se me queja la editorial.

P. Hablando de editoriales, ¿Internet va a acabar con los fanzines, con el fenómeno fandom de la Ciencia Ficción?

-No lo sé. Hay un fanzine claro e importante en estos últimos años, BEM, que con su número 75 acaba de decir que cierra, porque de alguna manera están pensando en el proyecto de hacerlo en Red. Pedro Jorge, uno de los que llevaba BEM, tiene ahora una página web, El Archivo de Nessus, que es muy interesante, con críticas, entrevistas, artículos, etc. Un poco sí, Internet se va a comer los fanzines, pero es el medio material, no se va a comer la idea que hay de fondo, el contenido.

P. ¿Ya se puede escribir el término Ciencia Ficción con mayúscula? Bueno, rectifico la frase: ¿los literatos y los filólogos ya se atreven a hablar de Ciencia Ficción con mayúscula?

-No, yo creo que no. Hay en algún lugar del mundo, digamos en el mundo anglosajón, una mayor tradición de aceptar como elemento cultural importante a la Ciencia Ficción. En España, claramente no.

P. Pues esto mismo lo decías hace diez años en el prólogo a tu Guía de Lectura...

-Pero eso sigue siendo así. La Ciencia Ficción tiene un problema y es que como todas la literaturas de género, en el fondo como toda la literatura, tiene unas claves, un lenguaje propio, y, claro, cuando alguien no ha entrado en eso en los quince o veinte años, le va a costar mucho entrar en los cuarenta, porque de alguna manera describe mundos que no existen, cotidianeidades que no son cotidianas... entonces todo eso crea un problema. Si además añadimos que el cine se ha dedicado generalmente, y siempre hay honrosas excepciones, a la vertiente más elemental de la Ciencia Ficción, casi trufada de efectos especiales, por lo que la gente dice: -bueno, esto es material para adolescentes imberbes y poco reflexivos, pues con todas esas premisas yo entiendo que la imagen que tenga la Intelligentsia todavía sea que la Ciencia Ficción no se escribe con mayúscula... desgraciadamente para ellos, no la consideran un material adecuado.

P. Y por debajo yo creo que hay quien coloca incluso a la literatura fantástica, ¿no?

-Yo creo que eso es otro mundo, yo creo que literatura fantástica ha habido siempre. Durante mucho tiempo, como género digamos, no tenía otro amparo que ese género literario donde se metía de todo, como era la Ciencia Ficción. Y entonces ocurrió que la primera literatura fantástica apareció en la Ciencia Ficción y luego ha ido evolucionando al margen, sobre todo con fenómenos como el Tolkien, y Ursula K. Leguin con Terramar.

P. Pero siempre estamos con los mismos autores...

-No, pero se están haciendo otras cosas. Por ejemplo "El País pequeño", de Charles de Lint o Barbara Hambly, digamos, con "Vencer al Dragón", me parecen aportaciones que tienden a ser novedosas. No se trata de los hobbits persiguiendo el problema del Anillo. Pero Fantasía ha habido siempre, yo creo que la Ciencia Ficción es una cosa más reciente, es una literatura muy típica, un género muy típico de nuestro siglo, eso es posiblemente lo que la marca.
Pero en cualquier caso tienen el estigma hoy día de que es sólo para adolescentes, lo cual no debe ser cierto porque yo tengo más de cincuenta y todavía me siguen interesando.

P. A lo mejor es que eres todavía un adolescente...

-Eso también es cierto, pero no, creo que estamos gente como Jordi José, Manuel Moreno o yo mismo, que estamos dando la Ciencia Ficción en la Universidad nuestra, politécnica. Ahora en este mes de noviembre celebramos lo que llamamos "10 años de Ciencia Ficción en la Politécnica", porque hay un concurso literario internacional de Ciencia Ficción, una asociación de Ciencia Ficción, una sección de la biblioteca de la Universidad con libros de Ciencia Ficción donde hay ya más de 3000 ejemplares... es decir se están haciendo un montón de actividades en torno a la Ciencia Ficción, porque es un material bueno didáctico, es un material que interesa a los jóvenes, un material que estimula la imaginación...

P. Sí, pero aún no se incluye en ningún plan de estudios serios... ¿dónde lo metes?

-En la facultad de Informática se da un curso desde hace cinco años, seis o siete años, que se llama Física y Ciencia Ficción donde Jordi José y Manuel Moreno enseñan Física con la Ciencia Ficción, y es uno de los cursos que está lleno, abrimos matrícula y en media hora se han llenado todas las plazas, es decir, que interesa, y se enseña Física ¿eh?. Por ejemplo, cuando un ve que King Kong tenía que pesar 150 toneladas, y se hace pensar a la gente que el Tiranosaurius Rex pesaba siete y media, pues uno imagina que King Kong, lo de subir el Empire State Building, eso sí que es Ciencia Ficción, no puede ni levantar la pata... Y esos conceptos arraigan, el que el hombre invisible pues si es invisible de verdad es ciego y no ve nada porque su retina no recoge ningun rayo de luz eso es una idea muy importante que marca lo que es la luz, lo que es la visión, es decir, se puede enseñar con la Ciencia Ficción, y Jordi José y Manuel Moreno hace siete años que lo hacen y además con mucho éxito.

P. ¿Como es que no estuviste en el Congreso de Ciencia Ficción de Nantes?

-Bueno, no se, ahí supongo que van literatos y a mí no se me debe considerar literato. Yo he publicado sólo una novela en catalán que se llama "Testimoni de Narom" que ganó el premio Julio Verne en Andorra, pero el catalán es una lengua minoritaria y parece que tampoco los franceses se enteran. No, a ver, yo soy una persona que en principio, incluso en el ámbito científico en el que trabajo no me gusta mucho ir a congresos. Hoy día por Internet, me parece que todo se puede hacer desde casa, y estoy más cómodo en mi casa.

P. Para terminar, dame un argumento de Ciencia Ficción, digamos "real", algo así como qué pasará en España dentro de doscientos años...

-Hablar del futuro, del muy inmediato se puede hablar, pero cuando hablas de doscientos años es imposible. Antes hablabas de Internet, hablar hoy de cómo será Internet es tan ridículo -con perdón- como en 1910 intentar decir como sería la sociedad del automóvil cuando todavía no existía ni el Ford T, ni las carreteras asfaltadas, ni las estaciones de gasolina en las carreteras. Ahí hay una gran dificultad. Nadie sabe qué será Internet, y hoy día, por ejemplo, hay doscientos cincuenta millones de personas conectadas -paréntesis, eso quiere decir que hay cinco mil setecientos cincuenta millones de personas todavía no conectadas, es decir, es una fracción muy pequeña de la Humanidad-, pero la creatividad de 250 millones de personas es algo que el ser humano nunca ha tenido al alcance. Fenómenos como el de Napster, y el MP3 y estas cosas, esto era imprevisible y ha nacido, por eso ¿qué saldrá dentro de tres años? Yo no lo sé, pero estoy convencido de que algo que saldrá dentro de tres, cinco, siete años, va a cambiar todas las reglas del juego. Y es que en el fondo en Internet estamos arrancando, ha arrancado para el gran público hace cinco o seis años, ahora, dejad que corra cincuenta años y veremos lo que puede ser. Eso, en un cuento que publicó César Mallorquí en el Ciberpaís mensual, " Océano", habla de esto, cómo Internet se convierte en una mente global, universal.

Direcciones relacionadas:

Página de Miquel Barceló
El Archivo de Nessus
BEM

portada
© copyright 2001 de los autores
© copyright 2001 Chema Gutiérrez Lera
Revista ELFOS